Archivo de la etiqueta: Real Academia

Carta al rey de España

ReyEstimado rey de España:

Le escribo esta carta para comunicarle que la persona que lleva la cuenta de Twitter de la Casa Real ha resultado ganadora de un curso totalmente gratuito sobre el uso de las mayúsculas y minúsculas iniciales, que será impartido –si acepta el premio– por esta humilde empresa dedicada a la corrección, Lavadora de textos. Todo esto tiene su historia. Días atrás leí el siguiente texto en un tuit escrito por su empleado: «Audiencia del Rey al Director General de la Organización Internacional para las Migraciones…». Me llamó muchísimo la atención que una cuenta de Twitter tan importante (tiene 578 000 seguidores y es uno de los escaparates del jefe de Estado español –o sea, de usted– en Internet) fuera tan poco cuidadosa con la ortografía de nuestro idioma, así que me propuse un reto… Sigue leyendo

Las tres desvirtualizaciones de Humberto Hernández

HumbertoCierta vez hablé yo aquí del verbo desvirtualizar, que de momento no tiene el honor de figurar en el diccionario de la Real Academia Española, y dije de él que podríamos definirlo de esta manera: ‘Conocer en persona a quien se ha conocido previamente en una red social u otro sistema de comunicación electrónico’. Pero como a las personas no se las conoce plenamente de una sola vez, resulta que yo al profesor Humberto Hernández, hombre alto en centímetros y en sabiduría –y autoridad lingüística en todo el ámbito hispánico–, lo he desvirtualizado ya tres veces, y espero poder seguir haciéndolo durante mucho tiempo. Sigue leyendo

El director del diccionario histórico de la RAE presenta el libro ‘La duda, el sentido común y otras herramientas para escribir bien’, de Ramón Alemán

La dudaJosé Antonio Pascual, miembro de la Real Academia Española (RAE), exvicedirector de esa institución y director del Nuevo diccionario histórico del español, de la propia Academia, presentará el próximo día 22 en Madrid el libro La duda, el sentido común y otras herramientas para escribir bien, del periodista y corrector de textos Ramón Alemán. El acto se celebrará a partir de las 19.30 horas en el centro cultural Conde Duque de la capital española y contará también con la presencia del cantautor Rogelio Botanz, que actuará tras la intervención de Pascual. La obra es una recopilación de artículos en los que se aborda, con rigor pero también con humor, el buen uso del idioma. Sigue leyendo

Yo no hubiera sido tan categórico

hubieraEsperanza Aguirre, concejala del Ayuntamiento de Madrid, cometió el otro día dos faltas de ortografía al escribir un pequeño texto en la red social Twitter. Y, como es habitual en estos casos, el personal se lanzó al cuello de la lideresa para tomarle un poco el pelo. Un tuitero decía: «Dos faltas de ortografía en 140 caracteres tampoco es para que te llamen ignorante, pero repasa un poco…». A este tuit, otro individuo contestaba así: «Posiblemente si lo hubiese escrito Esperanza Aguirre hubiese tenido 139». Y un tercer tuitero le respondió al segundo en estos términos: «Se escribe: “Si lo hubiese escrito… habría tenido”». Este tercer tuit tenía por objeto señalarle al autor del segundo un supuesto error gramatical, pues empleó el subjuntivo donde debería haber usado el condicional. Eso al menos es lo que pensaba el autor de la reprensión, pero se equivocaba: el texto del segundo tuitero, con ese subjuntivo repetido (hubiese escrito/hubiese tenido), es absolutamente correcto. Sigue leyendo

Cese de hostilidades

cesarLos correctores de textos somos gente muy fastidiosa: nuestro trabajo consiste en buscar defectos en los actos de otras personas, y a nadie le resulta agradable que le anden diciendo que hace las cosas mal, aunque mis clientes me pagan por tan extraña tarea (ellos sabrán…). Para encontrar esas imperfecciones, mis colegas y yo tenemos que contrastar con un modelo aquello que creemos que está mal escrito, un modelo que en muchos casos es proporcionado por la Real Academia Española. Sin embargo, a veces el defecto tiene tanto éxito que acaba convirtiéndose en modelo, de tal manera que algunas de nuestras críticas y enmiendas pierden el sentido que un día tuvieron. Por ejemplo, yo ya no podré meterme con nadie por usar el verbo cesar como transitivo. Sigue leyendo

Zarpazos y adelantamientos en la carrera electoral

SorpassoUstedes ya saben que cuando una palabra se pone de moda es muy complicado no tropezarse con ella en cualquier esquina y a todas horas. En España nos está ocurriendo estos días con el sustantivo sorpasso, con el que nos referimos al salto con el que la coalición Unidos Podemos podría estar a punto de colocarse el próximo día 26 como segunda fuerza más votada en España, por delante del sempiterno PSOE, que en las últimas décadas había ocupado alternativamente la primera y la segunda posición en un rancio bipartidismo compartido con el Partido Popular. Frente a la repentina fama de esta voz aparece la ortodoxia lingüística, de tal manera que ya hay quien está proponiendo sustituir sorpasso –que es palabra italiana– por alguna voz española, como adelantamiento. ¿Ustedes qué opinan? Sigue leyendo

Se trata de un verbo sin sujeto

TratarseSi ustedes no conocen a Faemino y Cansado, deberían ir a YouTube inmediatamente y empezar a ver vídeos de esta extraordinaria pareja de cómicos españoles, entre cuyas virtudes como humoristas figura el estrafalario manejo que hacen de la lengua. Uno de sus números más famosos es el del budista, que comienza así: Faemino nos cuenta que estaba tranquilamente en su casa cuando de repente tocan a la puerta. El hombre sale corriendo por el pasillo, abre y, ante el incómodo silencio del visitante, le pregunta: «¿No vas a abrir la boca o qué?, ¿qué quieres, payaso?», a lo que este responde: «No, yo no me trato de un payaso». A mí este sketch me fascina, empezando por eso de «No, yo no me trato de un payaso», una oración que me hace muchísima gracia por lo que tiene de inesperada transgresión gramatical. Sigue leyendo

No solo para Arturo Pérez-Reverte

SoloExiste en ciertos ámbitos un debate en torno a los criterios que se siguen para la elección de quienes han de ocupar los asientos que la muerte va dejando vacantes en la Real Academia Española. ¿Deben ser siempre científicos de la lengua –gramáticos, lexicógrafos, filólogos…– o también pueden ir a parar allí las posaderas de los artistas de la lengua? Personalmente, no creo que esté mal del todo que haya en la Docta Casa algún que otro escritor, pero me produce grima la torpe injerencia del académico Arturo Pérez-Reverte, que va por ahí –por Twitter, sobre todo– diciendo que dará la batalla para que la RAE le devuelva al adverbio ‘solo’ una tilde que, a decir verdad, jamás le debió corresponder. Y lo hace como miembro de la Academia, no a título personal. Ya lo dijo Goethe: nada hay más terrible que una ignorancia activa… Sigue leyendo

Vigilancia de corto alcance

EditajeSiendo yo adolescente tenía una profesora a la que tanto mis compañeros de clase como yo solíamos dejar en evidencia en aquellas ocasiones –demasiadas– en las que los alumnos le demostrábamos que se había equivocado al impartir alguna lección. Lejos de verlas como un triunfo, estas escenas me provocaban una mezcla de vergüenza ajena, compasión y, sobre todo, decepción, pues es triste comprobar que la autoridad es un honor volátil que se desvanece cuando quien la ejerce no está todo lo capacitado que debiera para tal fin. Algo vagamente parecido me ocurrió la semana pasada con la denominada «Unidad de Vigilancia Lingüística», una sección del programa de radio La ventana, de la cadena SER, cuyos responsables perdieron la autoridad que se les supone al censurar de manera arbitraria la palabra ‘editaje’. Sigue leyendo