Archivo de la etiqueta: José Antonio Pascual

Las tres desvirtualizaciones de Humberto Hernández

HumbertoCierta vez hablé yo aquí del verbo desvirtualizar, que de momento no tiene el honor de figurar en el diccionario de la Real Academia Española, y dije de él que podríamos definirlo de esta manera: ‘Conocer en persona a quien se ha conocido previamente en una red social u otro sistema de comunicación electrónico’. Pero como a las personas no se las conoce plenamente de una sola vez, resulta que yo al profesor Humberto Hernández, hombre alto en centímetros y en sabiduría –y autoridad lingüística en todo el ámbito hispánico–, lo he desvirtualizado ya tres veces, y espero poder seguir haciéndolo durante mucho tiempo. Sigue leyendo

El director del diccionario histórico de la RAE presenta el libro ‘La duda, el sentido común y otras herramientas para escribir bien’, de Ramón Alemán

La dudaJosé Antonio Pascual, miembro de la Real Academia Española (RAE), exvicedirector de esa institución y director del Nuevo diccionario histórico del español, de la propia Academia, presentará el próximo día 22 en Madrid el libro La duda, el sentido común y otras herramientas para escribir bien, del periodista y corrector de textos Ramón Alemán. El acto se celebrará a partir de las 19.30 horas en el centro cultural Conde Duque de la capital española y contará también con la presencia del cantautor Rogelio Botanz, que actuará tras la intervención de Pascual. La obra es una recopilación de artículos en los que se aborda, con rigor pero también con humor, el buen uso del idioma. Sigue leyendo

La suave voz de la Real Academia Española

En mi humilde condición de corrector de textos, me he permitido la libertad de criticar en este blog a la Real Academia Española cuando lo he creído oportuno. Al hacerlo, siempre he dicho que esa institución es tan humana como cualquiera de nosotros y, por tanto, posee, igual que ustedes y que yo, esa gran virtud que es la capacidad de equivocarse. Sin embargo, también es cierto que hasta ahora la RAE era para mí algo en cierta forma virtual y nada humano: tres letras mayúsculas, varios libros magníficos, una dirección de correo electrónico, una página web… Pero el pasado viernes pude ponerle rostro a una parte importante de la Docta Casa: su vicedirector, José Antonio Pascual, vino a Tenerife y yo me planté en su hotel con total desvergüenza para robarle unos minutos. Ahora sé que la Academia también tiene voz, una voz suave y capaz de pronunciar palabras que destilan un fino sentido del humor. Sigue leyendo