Archivo de la categoría: Real Academia Española

En casa del herrero…, cuchara de palo

HerreroHace unos días me llevé una gran sorpresa al ver, en un texto que estaba leyendo, que un periodista, famoso por ser un eficaz divulgador de los buenos usos de nuestra lengua, había cometido un error ortográfico que tiene que ver con los puntos suspensivos y su combinación con otros signos de puntuación. No diré quién era, pues aquí no estamos para juzgar a nadie –menos aún a una autoridad de demostradísima solvencia–, pero sí les puedo asegurar que por un instante se me vino a la cabeza ese refrán que dice «En casa del herrero, cuchara de palo». O, como se lee en el título de este artículo, «En casa del herrero…, cuchara de palo». Como verán, al añadir puntos suspensivos conservo la coma que había escrito en la oración anterior. De esto es de lo que toca hablar hoy. Sigue leyendo

¡Por Tutatis! ¡El cielo se nos cae encima!

AstérixHoy, día de tormenta en las islas Canarias, escucho en la radio a un locutor que comenta lo curiosa que le resulta la expresión aparato eléctrico. Dice el buen hombre –y no le falta razón– que, para él, aparatos eléctricos son una tostadora, una lavadora y otros artefactos de los que no se debe hablar en horario infantil. Es cierto, pero también es verdad que la palabra aparato significa, según el diccionario de la Real Academia Española, ‘circunstancia o señal que precede o acompaña a algo’. En este caso, la tormenta que nos azota desde ayer ha lanzado ya miles de rayos, con sus relámpagos y sus truenos. Y esos rayos, esas señales que acompañan a la tormenta, son su aparato. Su aparato eléctrico, pues los rayos son descargas eléctricas. Sigue leyendo

A la RAE no le gustan los manises, pero a mí sí

Un amigo me llamó el domingo pasado a las seis de la tarde para preguntarme cuál es el plural de maní. ¿Se aburría el hombre? Creo que no: me dio más bien la impresión de que se encontraba con unos amigos, con los que probablemente estaba comiendo manises –o maníes, o manís–. Y como resulta que el tipo es muy curioso, me lo imagino discutiendo sobre el asunto entre maní y maní –o sea, entre cacahuete y cacahuete (también es correcta la forma cacahuate)– hasta que optó por resolver la duda a golpe de teléfono. Muy a mi pesar, para responder a esta cuestión no me va a quedar más remedio que discrepar una vez más de la Real Academia Española. Sigue leyendo

Si ancha es Castilla, larga es América

Dice el dicho que ancha es Castilla, territorio donde nació nuestro idioma, pero lo cierto es que más anchos son Perú, Argentina, Venezuela, Colombia y Bolivia, por ejemplo. Y qué decir de la longitud: la América hispanohablante se estira más allá de México por el norte y le hace cosquillitas a la Antártida por el sur. Resulta sorprendente, por tanto, que algunos españoles todavía crean que su forma de hablar es la que debe marcar la norma. Uno de ellos decía en un foro de Internet que emplear el verbo regalar con el sentido de ‘dar’ o ‘traer’, como se hace en Colombia, es un «esperpento» y un síntoma «de baja cultura». Pobre hombre… Yo creía que una muestra de poca cultura es rechazar sin más lo desconocido. Sigue leyendo

Habilidades lingüísticas de un informático

Yo pensaba hasta el otro día que los informáticos eran personas que solo se interesaban por lo suyo; en otras palabras, que eran unos friquis que vivían absortos en su mundo de circuitos y programas y que no sabían ni freír un huevo. Pero ahora puedo asegurar que hay, al menos, una excepción. Se trata de un joven con el que mantengo correspondencia electrónica y que me ha dejado fascinado con su elegancia a la hora de escribir y con sus dudas lingüísticas. El otro día me planteó una muy curiosa, que es precisamente de la que vamos a hablar hoy: ¿por qué el diccionario de la RAE no recoge el verbo deshabilitar? Sigue leyendo

La suave voz de la Real Academia Española

En mi humilde condición de corrector de textos, me he permitido la libertad de criticar en este blog a la Real Academia Española cuando lo he creído oportuno. Al hacerlo, siempre he dicho que esa institución es tan humana como cualquiera de nosotros y, por tanto, posee, igual que ustedes y que yo, esa gran virtud que es la capacidad de equivocarse. Sin embargo, también es cierto que hasta ahora la RAE era para mí algo en cierta forma virtual y nada humano: tres letras mayúsculas, varios libros magníficos, una dirección de correo electrónico, una página web… Pero el pasado viernes pude ponerle rostro a una parte importante de la Docta Casa: su vicedirector, José Antonio Pascual, vino a Tenerife y yo me planté en su hotel con total desvergüenza para robarle unos minutos. Ahora sé que la Academia también tiene voz, una voz suave y capaz de pronunciar palabras que destilan un fino sentido del humor. Sigue leyendo

¿La de Maduro fue una victoria pírrica?

Si piensan que vamos a hablar de política, ya pueden ir dejando de leer, porque en este blog solo comentamos asuntos relativos a la lengua española, que es mucho más divertido. Dicho esto, leí el pasado lunes un titular de prensa sobre la victoria de Nicolás Maduro en las elecciones presidenciales de Venezuela que decía así: «Incertidumbre en el país tras la ‘pírrica’ victoria del candidato chavista». ¿Por qué escribieron pírrica entre comillas simples? ¿Pretendían tal vez aclarar que la estaban usando en sentido figurado? Pues muy mal hecho, porque la de Maduro fue una victoria pírrica en el sentido literal de la palabra. Sigue leyendo

El Hierro también existe

La isla de El Hierro, como Teruel y como ese sur al que cantaron Benedetti y Serrat, también existe. El Hierro es pequeña, discreta, misteriosa y tranquila. Y una gran desconocida para la inmensa mayoría de los españoles del continente, que no sabrían señalarla si les pusieran delante un mapa de las islas Canarias. Pero como la actualidad manda, en estos días toda España habla de esa posible erupción volcánica que tiene a los herreños agitados, no por los terremotos, sino por una inesperada invasión de periodistas, científicos y militares. Y algunos de los redactores enviados desde Madrid están dando claras muestras de su pertenencia a esa mayoría que hasta hace unas semanas no tenía ni idea de que El Hierro es el sur de Canarias y tiene menos habitantes que Teruel. Sigue leyendo

Barras de bar, vertederos de amor

Me vino casualmente a la memoria el verso de El Último de la Fila que leen arriba porque me han hecho dos consultas lingüísticas, a cuál más curiosa, sobre un par de asuntos que, aunque no tienen nada que ver con la canción Insurrección, están –de manera muy remota– relacionados con ella. Vamos a hablar de una barra, pero no es la de un bar, sino un signo (/). Y vamos a hablar de dolor, pero no del que desparraman los enamorados despechados entre copa y copa, sino de la forma pronominal del verbo doler. Sigue leyendo

Antes de que se me olvide

Hace un tiempo les prometí dedicarle un artículo a José Martínez de Sousa, el gran maestro de la tipografía, la ortografía, la ortotipografía, la lexicografía y todas las artes acabadas en -grafía relacionadas con el cuidado de la lengua española y su escritura. Aunque hasta hoy no lo había hecho, no es menos cierto que cada dos por tres aparece su nombre en mi blog, porque siempre que tengo que resolver alguna duda recurro a la sabiduría que este gallego genial ha depositado en infinidad de libros de consulta, desde su Ortografía y ortotipografía del español actual hasta el Diccionario de uso de las mayúsculas y minúsculas. Sigue leyendo