Archivo de la categoría: Palabras inventadas

Habilidades lingüísticas de un informático

Yo pensaba hasta el otro día que los informáticos eran personas que solo se interesaban por lo suyo; en otras palabras, que eran unos friquis que vivían absortos en su mundo de circuitos y programas y que no sabían ni freír un huevo. Pero ahora puedo asegurar que hay, al menos, una excepción. Se trata de un joven con el que mantengo correspondencia electrónica y que me ha dejado fascinado con su elegancia a la hora de escribir y con sus dudas lingüísticas. El otro día me planteó una muy curiosa, que es precisamente de la que vamos a hablar hoy: ¿por qué el diccionario de la RAE no recoge el verbo deshabilitar? Sigue leyendo

¿‘Preveer’?: pasapalabra

Un concursante del programa televisivo Pasapalabra perdió la semana pasada la posibilidad de optar a un bote astronómico por culpa, entre otras cosas, de una letra e de más. El presentador del espacio, el simpático Christian Gálvez, pedía el término que corresponde a la definición ‘percatarse por anticipado de alguna cosa que va a ocurrir’ y el jugador dijo preveer, pero la respuesta correcta era prever. El propio Gálvez consoló al concursante diciéndole que se trata de un error muy común, y tenía toda la razón. Sigue leyendo

‘Espúreo’ es una palabra espuria

Iñaki Urdangarín (con tilde) dijo la semana pasada que ciertas acciones supuestamente encaminadas a involucrar a Juan Carlos de Borbón y a su hija Cristina en el follón en el que anda metido el duque de Palma son espurias, y yo me alegro de que lo haya dicho. Me explico: no tengo la menor intención de hablar aquí del trasfondo de este culebrón judicial; lo que me gusta es que Urdangarín haya empleado la palabra espurio y no el engendro espúreo, al que tanto cariño le profesan muchas personas, incluido algún ilustre gramático. Sigue leyendo

Inventos inútiles

Ya he dicho en alguna ocasión que parece adecuado inventar palabras cuando, por más que buscamos, no encontramos una que nos venga bien para expresar con exactitud y brevedad lo que queremos decir. Hace ya un tiempo hablé aquí de turoperador y de archipelágico, que son dos términos muy útiles y necesarios en Canarias. Pero también he dicho que, en mi opinión, no tenemos por qué inventar una nueva palabra cuando nuestro idioma ya dispone de alguna que cumple a la perfección el mismo cometido que la recién llegada. Sigue leyendo

El recopetín de la confusión: ‘inflingir’

Algunas parejas de palabras son tan parecidas entre sí que a veces las confundimos y usamos una donde tendríamos que haber empleado la otra. Es el caso de los verbos infringir e infligir, que ante nuestros ojos son casi gemelos, pero tienen significados diferentes. El despiste a cuenta de ese parecido incluso lleva a algún incauto a inventar verbos imposibles: ayer vi en el cine la segunda parte de Harry Potter y las Reliquias de la Muerte y me dolieron los oídos cuando escuché al mago Dumbledore (en realidad escuché al actor que dobla a Michael Gambon) pronunciar la palabra inflingir. Ahí la confusión fue extrema. Como dirían los cómicos de Muchachada nui, eso fue el recopetín. Sigue leyendo

Con la Iglesia hemos topado

La oración que da título a este artículo se emplea para expresar el disgusto que sentimos al tropezar con un poder arbitrario y metomentodo (por ejemplo, el de la Iglesia) cuando estamos tratando de llevar a cabo un proyecto o defendiendo una idea que creemos legítima. Se suele atribuir al más famoso personaje de Cervantes, pero eso es incierto. Lo que dice don Quijote es lo siguiente: «Con la iglesia hemos dado, Sancho», y lo hace, sin segunda intención, cuando ambos andan buscando el palacio de Dulcinea y llegan al templo del pueblo. Le doy las gracias a mi amigo Daniel Duque, que en su día me aclaró esta confusión. Sigue leyendo

El ‘tour’ de las palabras inventadas

Hablaba el otro día de las palabras inventadas, de lo necesarias que resultan a veces y de la importancia de inventarlas bien. Venía el asunto a cuento por un término que últimamente usan mucho los políticos y los periodistas canarios: archipielágico, para el que propuse, en un artículo anterior de este blog, el más correcto archipelágico. Sigue leyendo