Archivo de la categoría: Ortografía

Un bacilón es un bacilo muy grande

BaciloHace un tiempo se armó un revuelo descomunal en las redes sociales a cuenta de una falta de ortografía en un cartel en el que se leía «PRECAUCION LLUBIAS». Tal alarma la ocasionó, por supuesto, esa letra be, que no pinta nada ahí. Sin embargo, resulta curioso que la multitud pidiera la cabeza del redactor por ese error ortográfico y no, por ejemplo, por haberse olvidado de una tilde en la primera palabra o por haber prescindido de un signo de dos puntos que parece necesario entre ambos vocablos. Sí, nos encanta la burla cuando vemos una hache de más o de menos, cuando una ce le usurpa su sitio a una ese o cuando alguien convierte una uve en be. Lamentablemente, al hacerlo olvidamos que esas son precisamente las faltas de ortografía con las que deberíamos ser más indulgentes. Sigue leyendo

Las incógnitas de la equis

EquisNo recuerdo si lo he dicho con anterioridad, pero, por si no lo sabían, la ortografía de la lengua española es una de las que más se acercan a ese ideal según el cual a cada letra le debe corresponder un sonido y a cada sonido una letra. Ese ideal –imposible de alcanzar plenamente– ya lo expresó el gramático español Gonzalo Correas (o Korreas, según su propia manera de escribir) cuando, hace casi cuatrocientos años, puso sobre un papel lo siguiente: «… se á de eskrivir, komo se pronunzia, i pronunziar, komo se eskrive…». Esta idea la encontramos en una obrita rarísima que se titula Ortografia kastellana, nueva i perfeta, publicada por este autor en 1630. Sigue leyendo

¿Alguien sabe lo que es una laptop?

LaptopTengo la impresión de que la inmensa mayoría de los españoles no tiene ni idea de lo que es una laptop, aunque son muchos los que usan este aparato. Por el contrario, la palabra laptop triunfa en Hispanoamérica hasta el punto de que el Diccionario de americanismos (Santillana), publicado en 2010 por las academias de la lengua española, le dedica una entrada. Hace unos días alguien me preguntó si esta voz debe escribirse en cursiva y contesté –precipitadamente– que sí, pero el asunto no dejó de dar vueltas en mi cabeza hasta que encontré la respuesta adecuada. Y esa respuesta tiene que ver con eso que decía al principio de que en España casi nadie usa el término laptop mientras que en Hispanoamérica lo emplean hasta los niños. Sigue leyendo

Mayonesa democrática

MayonesaEn estos tiempos grises en los que millones de personas están sometidas a los intereses espurios (no espúreos) de unos pocos, nuestras libertades se desvanecen entre una niebla de multinacionales, bancos y titiriteros invisibles. Frente a ellos, la lengua se erige como modelo de democracia absoluta: a la hora de hablar y de escribir, siempre triunfa lo que quiere la mayoría. Por eso esta mañana no pude evitar sonreír al escuchar en el programa radiofónico Hoy por hoy, de la cadena SER, un nuevo episodio del eterno debate en torno a las palabras mayonesa y mahonesa; un debate estéril, pues el pueblo ya ha hablado y se queda con la primera de ellas. Sigue leyendo

JFK, caso abierto

He estado leyendo con gran interés el especial que el periódico digital El Mundo le dedica al cincuenta aniversario del asesinato de John Fitzgerald Kennedy y me ha llamado la atención el hecho de que en el reportaje que abre el suplemento se da por sentado, como hizo la Comisión Warren, que el único que apretó el gatillo aquel 22 de noviembre de 1963 fue Lee Harvey Oswald. En cambio, no me ha resultado nada sorprendente que en buena parte de los textos se refieran al carismático presidente de Estados Unidos con tres letras que han entrado en la historia: JFK. Esta secuencia gráfica es tan célebre como la famosa foto del Che Guevara o las gafas redondas de John Lennon, así que es lógico que nadie se pare a pensar que en español parece más apropiado escribir las tres letras de otra manera; con puntos y con espacios. Así: J. F. K. Sigue leyendo

La coma es bohemia, pero no tanto

Hace más de dos años, hablando en este mismo blog sobre la coma, decía yo que es un signo de puntuación bohemio y que a veces aterriza donde le viene en gana. Aquello de llamar «bohemia» a la coma le hizo tanta gracia a mi amigo –mi hermano– Eduardo García Rojas que desde entonces repito la ocurrencia cada vez que puedo. Sí, la coma es libre y de ella dice la Real Academia Española que es el signo «que más dudas plantea», pero no es menos cierto que está sometida a ciertas reglas. En determinados casos, la presencia o la ausencia de este garabato cambia radicalmente el sentido de una oración. Sigue leyendo

Hay más de un 11-S

El 11 de septiembre de 2001 fue el día en el que Estados Unidos sufrió una serie de brutales atentados que causaron casi 3000 muertos. Desde entonces todo el mundo recuerda con horror lo que los hispanohablantes hemos denominado el 11-S, pero lo cierto es que años antes ya hubo otro terrible 11 de septiembre, tan dramático como el de 2001, aunque ha quedado eclipsado por el segundo: me refiero al golpe de Estado que derrocó a Salvador Allende en Chile en 1973. Y, de la misma forma que hay más de un 11-S, también hay varias maneras de escribir combinaciones de cifras y letras como esta. Sigue leyendo

Esto no es un microrrelato

Todos sabemos lo que es un microrrelato, ¿verdad? Tal vez el más famoso sea El dinosaurio, del escritor guatemalteco Augusto Monterroso. Dice así: «Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí». Inquietante. Hoy no vamos a escribir un microrrelato, sino un relato breve sobre la incapacidad que tienen algunos (pocos, esperemos) para enmendar sus errores. La protagonista se llama Sabina y, según me manifestó a través de una red social días atrás, vive atormentada por los concursos de microrelatos que se anuncian en Internet. Yo también vivo así desde hace tiempo, y la culpa de nuestro común tormento es una simple letra erre. Sigue leyendo

‘Sexy’ es una palabra sexi

No me digan ustedes que la palabra sexy no llama la atención. ¿Será por esa equis? ¿O será porque todo lo que tenga que ver con el sexo nos resulta interesante? Yo creo que sí, que es por esto último. Sea como sea, lo cierto es que en cuanto nuestros ojos la ven, nos lanzamos a leer el resto de la frase en la que aparece. Cómo somos… Los personajes del genial humorista y escritor canario Juan Luis Calero lo dirían así: «¡Oiga! ¡Hay que ver lo que es el cerebro humano de las personas!». Sí, sexy nos resulta una palabra atractiva y nos hace pensar en sexo, así que podríamos decir que es sexi. Pero sexi con i latina, que conste. Sigue leyendo

No me gustan los jerseys de Pilar Rubio

No, no me gustan los «jerseys» de Pilar Rubio de los que se habla en una publicidad que vi recientemente. Y no porque me parezcan feos ni porque crea que le quedan mal a esta estupenda (‘admirable, asombrosa, pasmosa’, según la definición de la Real Academia Española) modelo española. En realidad, creo que son fantásticos y que el cuerpo de la simpática actriz realza la belleza de las prendas. Lo que no me gusta es que en ese texto hayan escrito jerseys, porque lo correcto es jerséis. ¿Por qué? Ahora lo veremos. Sigue leyendo