Mayúsculas y tildes

Soneto lingüístico número 57

MayúsculaMi vista, veterana paseante,

tropieza sin quererlo día a día

con un error común de ortografía

que muchos creen insignificante.

 

La culpa está en la rumorología,

que extiende una mentira extravagante:

«La palabra mayúscula es mutante

y tilde perderá si la tenía».

 

Ningún tratado de tipografía

dictó esa falsa ley, que es aberrante

y ofende a la ejemplar caligrafía.

 

Por lo tanto, de hoy en adelante

pon, si toca, la tilde que nos guía

ya sea en letra enana o en gigante.

Ramón Alemán

Esta entrada fue publicada en Sonetos lingüísticos y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*