Humberto Hernández

Soneto lingüístico número 50

Humberto HernándezBarbudo, hippy y algo circunspecto,

Humberto, en su alma mater1 lagunera,

a embrionarios plumillas2 de carrera

instruye, docto, en el hablar correcto.

 

Su estampa despistada es un perfecto

retrato de su indómita manera

de rumiar sin descanso y con sesera

las claves del canario dialecto.3

 

Forense y terco viviseccionista,

extrae del vocablo la sustancia

como un druida arcano y alquimista.

 

Sus apellidos, Ciencia y Tolerancia,

inflaman sus arterias de lingüista

siempre atento a la sana discrepancia.

Ramón Alemán

1 Aunque en la actualidad se tiende a emplear la expresión latina alma mater para referirse a aquella persona que impulsa, lidera o da vida a un proyecto o una iniciativa, lo cierto es que su significado en español es ‘madre nutricia’ y su función primera fue referirse a la universidad, que es lo que he hecho yo aquí.

2 Plumilla es una palabra que usan coloquialmente los periodistas, al menos en España, para referirse a ellos mismos.

3 Humberto Hernández es doctor en Filología y catedrático de Universidad. Actualmente imparte clases de lengua española a los estudiantes de periodismo de la Universidad de La Laguna. Lexicógrafo de reconocido prestigio internacional, es presidente de la Academia Canaria de la Lengua y un incansable defensor de la legitimidad de todas las variedades del español, incluida la canaria, de la que es un profundo conocedor. Entre sus tareas más destacadas como lexicógrafo cabe señalar su labor de asesoramiento y revisión del Clave (SM), uno de los diccionarios de uso del español más completos, prologado por Gabriel García Márquez y por el propio Humberto.

Esta entrada fue publicada en Sonetos lingüísticos y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*