Alberto Gómez Font

Soneto lingüístico número 45

FontMostacho en ristre y limpio su calzado,

se planta el caballero en cualquier parte

por defender con labia y sumo arte

el uso libre del idioma amado.

 

Soldado un día fue –ya ha desertado–

de la tropa ortodoxa que reparte

tortazos sin razón al que departe

con veniales errores en lo hablado.

 

Su pasión principal, que es el lenguaje,

comparte en hedonística alegría

con un quehacer que eleva su linaje:

 

el barman don Alberto se vería

feliz en un palacio o un garaje

tras una barra de coctelería.1

Ramón Alemán

1 Alberto Gómez Font, lingüista, barman y propietario de un sentido del humor elegante y sin dobleces, es autor de obras de divulgación interesantísimas (como Errores correctos: mi oxímoron y Hablemos asín). Gómez Font, caballero de los de antes –con sus zapatos siempre lustrosos y un mostacho imperial–, ha sido coordinador general de la Fundación del Español Urgente (Fundéu) y director de la sede del Instituto Cervantes en Rabat, entre otras muchas cosas. Además, es miembro correspondiente de la Academia Norteamericana de la Lengua Española. En la actualidad, y tras muchos años dedicado al conocimiento y divulgación de la norma lingüística, se declara fiero defensor de la libertad (dentro de un orden) de los hablantes, únicos dueños de la lengua, frente a la ortodoxia de quienes censuran todo uso que se salga un milímetro de la supuesta frontera de lo correcto.

Esta entrada fue publicada en Sonetos lingüísticos y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*