La árbitra está en el área

Soneto lingüístico número 34

ÁrbitraCuando dices «el área», te aclaro

que ese artículo no es un masculino,

sino un rancio y arcaico femenino

que guarda el español como algo raro.

 

Lo ves en femeninos sustantivos

que empiezan con a tónica su andada;1

lo mismo nos sucede con el hada

y el agua, pero no con adjetivos.2

 

Afecta nuestra anciana anomalía

al artículo, no al demostrativo;

correcto es esta área, por tanto.

 

Las voces que inventamos hoy en día

se salvan de este medieval encanto:

«la árbitra» dirás por tal motivo.3

Ramón Alemán

1 Al representar un fonema, lo correcto es escribirlo en letra redonda y entre barras: /a/. Sin embargo, esa grafía me parece inadecuada para usarla en un soneto, por lo que lo he escrito como escribiría la letra (no el fonema) en un contexto metalingüístico: en cursiva y sin barras.

2 Decimos «el alta médica», donde alta es un sustantivo, pero decimos «la alta montaña», donde alta es un adjetivo.

3 El uso del artículo el ante sustantivos femeninos que comienzan con /a/ tónica no es una regla, sino un fenómeno natural de nuestra lengua, que se produjo hace cientos de años. Como se ha dicho en el poema, en estos casos ese artículo es femenino, aunque parezca masculino. Este fenómeno no se produce cuando el sustantivo femenino es de reciente incorporación al idioma, como es el caso de árbitra. Al respecto, el Diccionario panhispánico de dudas, de la Real Academia Española, señala lo siguiente: «… en los sustantivos que, teniendo […] dos terminaciones, han comenzado a usarse solo recientemente en femenino, los hablantes, de forma espontánea, tienden a usar la forma la del artículo, pues se carece, en estos casos, de tradición heredada; es el caso de la palabra árbitra».