‘Ti’ nunca lleva tilde

Soneto lingüístico número 15

La tilde diacrítica es inventoTi

para diferenciar voces parejas:

si es átona palabra, así la dejas;

si es tónica la otra, lleva acento.

 

Ponemos tilde a mí, que es un pronombre,

y no la lleva mi, que es posesivo;

pero hay quien, sin razón y sin motivo,

le pone tilde a ti: ¡mal hecho, hombre!

 

No existe en nuestro idioma –aquí lo grito–

palabra igual a ti, que queda exenta,

por tanto, de trazarle el dibujito.

 

Aquel que acento a ti le pone atenta

contra una norma clara que, repito,

ordena no tildar más de la cuenta.

Ramón Alemán

Esta entrada fue publicada en Sonetos lingüísticos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*