Virtudes y defectos de la RAE

Internet es una herramienta muy útil para todos aquellos que quieren resolver dudas lingüísticas que van más allá de la simple definición de los diccionarios y también para quienes no tienen a mano esos diccionarios en papel. Más de una vez he hablado aquí de la sección de consultas de la Fundación del Español Urgente (www.fundeu.es), del diccionario en línea de la Real Academia Española (http://buscon.rae.es/draeI/) y del Diccionario panhispánico de dudas (http://buscon.rae.es/dpdI/). A esas páginas se suma un nuevo servicio interactivo que la RAE puso en marcha este verano, un servicio que yo usé en cuanto supe de su existencia. Para mi decepción, la única respuesta que obtuve fue el silencio.

La RAE anunció este verano que había creado una unidad destinada a todo hijo de vecino que quisiera hacer las propuestas y comentarios que considerase oportunos sobre el diccionario académico. Y yo, que disfruto de lo lindo con esos inventos, no dejé pasar la oportunidad de probarla. Lo hice con un modesto comentario, en forma de consulta, acerca de lo que a mi modo de ver es un error en una de las palabras que aparecen definidas en su página web.

Según informó la agencia Efe el pasado 31 de julio, lo que la RAE acababa de poner en marcha era “una unidad para canalizar las críticas y propuestas relacionadas con el Diccionario, que serán estudiadas de inmediato e incorporadas a la edición digital, si se consideran adecuadas”. La noticia de Efe indicaba que la forma de comunicarse con ese departamento era a través de la dirección de correo electrónico unidrae@rae.es y añadía que la Academia atendería las propuestas que fueran llegando.

Y yo me subí al carro sin pensármelo dos veces. Les copio el contenido exacto de mi consulta:

“Quisiera que me aclarasen una duda. Desde hace un tiempo vengo escribiendo sin tilde la palabra ‘guion’, como ordena la Ortografía de la lengua española de 2010, que considera ahora inadmisibles las grafías con tilde para esta y otras palabras, como ‘truhan’ o ‘flui’. No discuto esa norma, a la que la nueva Ortografía le dedica especial atención (casi dos páginas) y sobre cuya obligatoria aplicación se muestra muy rigurosa. Sin embargo, veo que en el avance de la vigésima tercera edición del Diccionario de la lengua española (en la dirección de Internet http://buscon.rae.es/draeI/) sigue apareciendo la opción de escribir ‘guión’ (con tilde). ¿Podrían explicarme a qué se debe esta contradicción?”.

El avance de la vigésima tercera edición es una eficaz herramienta que nos permite saber –en Internet– si los académicos tienen la intención de enmendar la definición o la grafía de un término en el nuevo diccionario, que se publicará en otoño de 2014 (por ejemplo, han actualizado la entrada ‘línea’ para añadir la locución ‘en línea’: ‘conectado a un sistema central a través de una red de comunicación’). Es una herramienta eficaz si sus contenidos son correctos, pero ¿de qué vale si se les escapa un error como conservar la tilde de ‘guión’? Y no se crean que estamos hablando de una cuestión sobre la que la Academia no se ha pronunciado aún: si leen las páginas 235 y 236 de la Ortografía de la lengua española de 2010 (Espasa) comprobarán que la RAE trata prolija y razonadamente el asunto, y sus advertencias finales sobre la obligatoriedad de eliminar la tilde parecen casi una amenaza.

Envié el correo el día 7 de agosto, en pleno verano, así que no me sorprendió que no hubiera respuesta a lo largo del mes. El 11 de septiembre volví a enviar la consulta. Nueve días después (o más de cuarenta, según se mire) sigo esperando. El objetivo de aquella pregunta era doble: por una parte, deseaba saber a qué se debía esa metedura de pata; y por otra, quería hacer uso de la respuesta de la Academia –que suponía giraría en torno al reconocimiento de su fallo– para escribir en este blog acerca de lo gratificante que resulta comprobar que todos los humanos, incluso los responsables de una institución tan seria como la RAE, tenemos defectos y cometemos errores.

Lamentablemente, la Academia ha demostrado tener también el defecto que menos soporto de los humanos –aparte de la impuntualidad–: la falta de diligencia y de seriedad en el trabajo. Qué le vamos a hacer. Aun así, mantengo mi opinión sobre las buenas migas que hace Internet con ese ejército de curiosos y humildes inquisidores de la lengua al que pertenezco. El desliz electrónico de la RAE y su decepcionante silencio no romperán mi romance con ella.

Ramón Alemán

Esta entrada fue publicada en Publicaciones, Real Academia Española y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Virtudes y defectos de la RAE

  1. María Jesús León dice:

    Qué curioso, yo acabo de hacerles una consulta y me contestaron con una celeridad pasmosa. Está claro que el problema aquí es que no saben qué decirte. A mí me contestaron algo que no me satisfizo en absoluto (la consulta iba sobre el término almazuelas y el anglosajón patchwork) pero siempre es mucho más educado que no contestar 😉

  2. Manuela dice:

    Pues, efectivamente, es una gran contradicción. Cuando ocurren estas cosas, a mí también me da cierto gustito comprobar que la «madre» RAE no está exenta de cometer errores.
    Mi experiencia con la Academia ha sido buena. He realizado cuatro consultas y siempre me han respondido con diligencia, amén de darme unas respuestas bien documentadas y elaboradas. Aun cuando me equivoqué y les envié una consulta a donde no debía, me avisaron de que, por razones organizativas, no respondían consultas recibidas directamente en los buzones de correo. No obstante, amablemente me remitieron la información que les pedía.
    En este caso, puede que se hayan adelantado en facilitar la dirección de correo electrónico para atender las propuestas y, por la razón que sea, aún no funcione como es debido. Es lo que se me ocurre, porque no les pega nada ser descorteses. Aunque es posible que no sepan qué contestarte, como apunta María Jesús.

    Saludos.

  3. María Sánchez dice:

    Pues qué quieres que te diga, Ramón, a mí esto me suena a un defecto mucho peor que los que mencionas: La vanidad. Creo que tu consulta les ha sonado a crítica, más que a consulta, y les has herido en el orgullo. De hecho, ¿has vuelto a entrar a comprobar si han corregido lo de “guión”? Si fuese así, sería la prueba definitiva de que tu “consulta”, les sentó a cuerno quemado (jeje)

  4. Televicente dice:

    Hola, Ramón:
    Aparte de suscribir casi todo lo que dices, te voy a explicar tu duda: El DRAE (guión) y la Ortografía (guion) lo llevan diferentes personas y no están de acuerdo entre ellos, por lo que es lógico (dentro del desbarajuste académico) que los del DRAE no estén de acuerdo con que se haya suprimido la tilde de guión (no están de acuerdo ni los de la Comisión de Ortografía….). A su vez, si te has digido a UNIDRAE (propuestade correcciones del DRAE) no deben querer saber nada de la Orografía (consultas a la RAE) y según el peor modo ministerial, al “no ser de su negociado”, han pasado de la consulta. No es un desliz electrónico es algo más, es una diversidad de opiniones dentro del la RAE. Tú has encontrado discrepancias entre DRAE y OLE, ¿acaso piensas que OLE, DRAE, DUE y Gramática están en concordancia? Debieran de estarlo, pero no lo están, por lo antes expuesto. Ah, y ellos siempre dicen que son muy diligentes y serios en su trabajo (?). ” Ellos”, porque aparte de ellos no hay nadie más que lo diga.

  5. Televicente dice:

    Perdón. Donde dice DUEdebe decir DPD.

  6. Mario De la Calle Lombana dice:

    ¡Qué maravilla! Por fin encontré un foro (éste sobre la RAE), cuyos miembros no estén por deteriorar nuestro idioma. Un foro bien escrito, con todas las letras, las tildes y las eñes, y con la mejor ortagrafía que cada quien es capaz de utilizar. No como en los demás foros, en los que los participantes parecen muy orgullosos de escribir bien los anglicismos que se les ocurren, pero más orgullosos aún de golpear al pobre castellano de todas las formas posibles.

  7. Lorena Aviles dice:

    Alguien sabe que otra fuente que no sea la RAE para consultar temas de conceptos, ortografía y léxico?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*