Internet: una duda mayúscula

El asunto de las mayúsculas iniciales es peliagudo, viene de lejos y tiene difícil regulación. No lo digo yo, ya lo decía María Moliner en su famoso diccionario: «La cuestión del uso de letra mayúscula en la inicial de ciertas palabras es la más caótica de la ortografía».

La cosa se pone especialmente interesante cuando se trata de la palabra Internet. ¿Debe escribirse en mayúscula o en minúscula? Por lo que a mí respecta –y así lo establecí en la segunda edición del manual de estilo de La Opinión de Tenerife, que elaboré en su día por encargo de la dirección del periódico– siempre he considerado que se trata de un sistema de comunicación, como lo son la radio, la televisión y el teléfono, y por eso hasta hace un tiempo la escribía en minúscula.

Sin embargo, cuando cayó en mis manos el Diccionario de uso de las mayúsculas y minúsculas (Ediciones Trea), de José Martínez de Sousa, la cosa dejó de estar tan clara. Empezaré por decirles, para quienes no lo sepan, que Martínez de Sousa es una de las mayores autoridades en cuestiones de ortografía y ortotipografía de la lengua española. Algún día hablaremos largo y tendido de él. Pues bien, este gallego autodidacta, cajista de imprenta en su juventud y autor de una infinidad de manuales de consulta dice en el citado diccionario que «la grafía de esta palabra es un tanto compleja», pero finalmente parece decantarse por la mayúscula inicial.

Señala Martínez de Sousa que la elección entre la mayúscula y la minúscula obedece en el caso que nos ocupa a lo que cada cual piense que es Internet (por cierto, ¿qué es exactamente Internet? Yo no lo tengo muy claro). Añade que quienes son partidarios de no abusar de las mayúsculas –entre los que me incluyo– tienden a considerar lo mismo que yo opinaba hace un tiempo: que es un sistema de comunicación y por lo tanto no le corresponde el honor de comenzar con esa arrogante letra I.

Sin embargo, aclara después que «la grafía con mayúscula inicial es mucho más habitual» y recuerda que el Diccionario panhispánico de dudas establece que esa es la forma correcta. Efectivamente, el Panhispánico considera que este término «funciona a modo de nombre propio» y añade que se emplea por lo general sin artículo. También dice que es palabra femenina porque femenina es red, traducción de la inglesa net, de la que deriva la que estamos comentando.

Martínez de Sousa concluye que «parece lo más oportuno escribir Internet, con mayúscula inicial y sin artículo». Y lo que diga Martínez de Sousa son palabras mayores, no les quepa duda. Así que yo, que no gasto mucho en mayúsculas, renuncio por una vez a mi propio criterio y asumo el del maestro. Ustedes hagan lo que quieran, que por una decisión tan minúscula no se va a hundir el mundo.

Ramón Alemán