Lingua

Servicio de asesoramiento lingüístico inmediato y permanente a través del teléfono móvil

¿Qué es Lingua?

Lavadora dDefinitivo3e textos ha desarrollado un servicio de asesoramiento lingüístico inmediato y permanente para instituciones, organismos públicos, empresas y medios de comunicación, cuyo soporte es la telefonía móvil y el correo electrónico. Con este servicio, denominado Lingua, se da respuesta de manera instantánea y argumentada a aquellas dudas que pueden surgir durante la redacción de un texto para redes sociales o para el correo electrónico.

Además, es útil para resolver dudas urgentes antes de intervenciones en radio y televisión o en conferencias, charlas y debates, así como durante la participación en chats para lectores de medios digitales. Lingua también está especialmente pensado para asesorar a periodistas de cualquier tipo de medio en su trabajo diario.

La inmediatez del servicio hace posible resolver en cualquier lugar cuestiones relacionadas con la ortografía y la gramática de la lengua española. Además, Lingua ofrece respuestas más elaboradas para dudas no urgentes y da recomendaciones lingüísticas semanales en forma de artículos sobre errores habituales en el habla y la escritura y sobre neologismos o expresiones de rápida difusión en los medios de comunicación. Si está interesado en nuestros servicios, escríbanos a lingua-arroba-lavadoradetextos-punto-com.

Lingua está diseñado para colectivos de tamaño medio o grande, con una cantidad de usuarios que puede superar el centenar. Disponemos de diferentes tarifas mensuales en función del número de usuarios.

Para acceder al servicio una vez contratado, basta con ponerse en contacto con Lavadora de textos a través del teléfono móvil o el correo electrónico mediante el uso de un sencillo sistema de códigos que garantiza la confidencialidad de la comunicación.

¿Qué ofrece Lingua?

Lingua está a disposición de los usuarios los 365 días del año, de 9:00 a 21:00 horas, y ofrece los siguientes servicios:

1. Resolución inmediata de dudas lingüísticas urgentes a través de los sistemas de mensajería telefónica WhatsApp, Telegram y SMS o mediante llamada telefónica. Todas las respuestas son argumentadas y se dan en un plazo inferior a quince minutos desde la recepción de la pregunta.

2. Resolución de dudas lingüísticas no urgentes a través de correo electrónico. Todas las respuestas son argumentadas y se dan en un plazo inferior a dos horas desde la recepción de la pregunta.

3. Recomendaciones lingüísticas. Lingua remitirá a los usuarios al menos un artículo semanal con recomendaciones específicas sobre el buen uso de la lengua. Los artículos se centrarán en aquellos errores más habituales en el habla y la escritura. También se comentarán neologismos y expresiones de rápida difusión en los medios de comunicación.

¿Por qué usar Lingua?

1. La primera impresión cuenta muchísimo

Varios estudios han revelado que algunas empresas que ofrecen sus productos en Internet han perdido clientes por el mal uso del idioma que hacen en sus webs. Este problema, que no es exclusivo de la Red, nos da una idea de lo importante que es la lengua para lograr nuestros objetivos, tanto políticos como sociales o económicos. Por otra parte, las incorrecciones ortográficas o gramaticales tienen especial trascendencia cuando quienes las cometen son cargos públicos o representantes de instituciones, tanto públicas como privadas. Esto se hace cada día más evidente en redes sociales como Twitter o Facebook, donde no son pocos los casos de políticos y personas de relevancia que han sido objeto de críticas y burlas por su pobre uso del lenguaje.

No en vano la Real Academia Española afirma que la manera de redactar dice mucho de quien escribe: «… las sociedades […] conceden a la ortografía una importancia singular, y su correcto dominio se halla asociado a connotaciones positivas» (Ortografía de la lengua española de 2010, Espasa). Lo mismo cabe decir de la sintaxis, o sea, de la forma de combinar las palabras para crear oraciones correctas, capaces de comunicar exactamente lo que queremos decir. Por ello, cuando hablamos de lengua (del latín lingua) no nos referimos solo a un sistema de comunicación verbal y escrito, sino a una carta de presentación ante quienes nos rodean. En la escritura, la primera impresión cuenta muchísimo.

Muestra de la importancia de una comunicación correcta es la existencia de oficinas de prensa en casi todas las instituciones: contar con un grupo de profesionales que se encarguen de elaborar textos de calidad para transmitirlos a la sociedad es algo cuya necesidad nadie pone en duda. Sin embargo, la irrupción de las redes sociales en el día a día del mundo empresarial, político y social ha puesto de manifiesto los peligros que conlleva la mala redacción de un texto: una vez expuesto a la vista de todos, y probablemente reproducido hasta la saciedad con ánimo de causar daño a su autor, no nos traerá más que consecuencias negativas.

Lo mismo ocurre con los correos electrónicos, ya sean internos o para ser leídos por personas ajenas a la institución a la que pertenece quien los escribe, o con las intervenciones en programas de radio y televisión. Para estos casos, en los que es el propio interesado –y no una oficina de prensa– quien debe articular de manera rápida un mensaje, se hace a veces necesario contar con un asesoramiento lingüístico inmediato.

2. Los errores de escritura y el prestigio social de los periódicos

Los participantes en el X Seminario Internacional de Lengua y Periodismo, celebrado los días 13 y 14 de octubre de 2015 en San Millán de la Cogolla bajo la presidencia de la reina Letizia y con la organización de la Fundación San Millán de la Cogolla y la Fundación del Español Urgente, llegaron, entre otras, a la siguiente conclusión: «Los medios tienden en los últimos años a adelgazar e incluso a eliminar los controles profesionales y lingüísticos, lo que redunda en el aumento de errores, erratas, malos usos…».

Esta afirmación no es ninguna novedad, y de ello pueden dar fe incluso los periódicos más prestigiosos de nuestro país. La desaparición de los departamentos de corrección es consecuencia de la crisis en el sector y ha tenido como inevitable efecto una indeseada proliferación de errores, a veces garrafales, que no siempre son atribuibles a los famosos duendes de imprenta –estos serían responsables únicamente de las erratas–, sino que tienen que ver con una mala ortografía o con un problema de carácter gramatical o semántico.

La citada crisis ha traído consigo un cambio irreversible en el modelo de producción de los periódicos, por lo que parece imposible que se vuelva a contar con departamentos de corrección en las redacciones. Entretanto, y en su carrera diaria contra el reloj, a los periodistas les resulta difícil recurrir a una fuente fiable y rápida para resolver sus dudas lingüísticas, lo que repercute en la calidad del producto que ofrecen y, sobre todo, en el prestigio social de los medios de comunicación para los que trabajan. Con Lingua, los periodistas pueden resolver esas dudas de manera instantánea a través del teléfono móvil.

Una respuesta a Lingua

  1. Pepe Alemán dice:

    Necesitan su asesoramiento profesional en una guía de medios de transporte de centros penitenciarios a la que se puede acceder a través de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias en la parte inferior en novedades.
    http://www.institucionpenitenciaria.es

    http://www.institucionpenitenciaria.es/web/export/sites/default/datos/descargables/descargas/Guia_de_transporte_2014_definitivo.pdf

    En dicha Guía, muy consultada, a la vista pública y accesible en la web de una Secretaría General de un Ministerio, confunden las Islas Canarias que tienen centros penitenciarios con provincias, y Las Palmas con La Palma, saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*