Para Pérez-Reverte, solo el académico

Soneto lingüístico número 9

001La tilde vil que en solo alguno escribe

responde a un derogado mandamiento

que debes desterrar, y no te miento,

por más que queda aún quien lo prescribe.

 

Destaca entre los que le dan morcilla

al nuevo y buen mandato un tipo duro,

él es Pérez-Reverte, don Arturo,

y es todo un académico con silla.

 

El signo se quitó por subversivo,

pues no existe en el tono diferencia

entre el solo adverbial y el adjetivo.*

 

Ignora don Arturo, en consecuencia,

de la ley diacrítica el motivo

y muestra su acentual incompetencia.

Ramón Alemán

* El sistema para el uso de las tildes diacríticas es el siguiente: en aquellas parejas de palabras idénticas pero con función gramatical diferente, si una es tónica en la cadena hablada y la otra es átona, se le pondrá tilde diacrítica a la que es tónica (A me gusta mi casa; Ya se ve que no lo que hacer). En el caso de solo, ambas (adjetivo y adverbio) son tónicas, por lo que la tilde diacrítica está de más.

Esta entrada fue publicada en Sonetos lingüísticos y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Para Pérez-Reverte, solo el académico

  1. Pingback: Cuarenta razones para dejar de ponerle tilde a ‘solo’ - lavadoradetextos.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*