Cuarenta razones para dejar de ponerle tilde a ‘solo’

ColaEn este blog ya hemos explicado varias veces por qué no debemos escribir con tilde el adverbio solo. Lo hemos hecho en prosa y en verso, y también tenemos un vídeo en el que exponemos las razones de índole tonal que hacen de esa tilde diacrítica un disparate. Lamentablemente, la respuesta que nos dan aquellos que siguen defendiendo tan absurdo y anticuado uso siempre es la misma: argumentan estas personas que el sólo (tildado) es imprescindible para romper la ambigüedad en frases como ‘Trabaja solo por la tarde’. Sigue leyendo

Publicado en Ortografía | Etiquetado , , , , , , | 2 comentarios

La cursiva

Soneto lingüístico número 10

Es bella y elegante la cursiva,Cursiva

mas siempre le sucede a lo elegante

que deja al fin de serlo en el instante

en el que su presencia es excesiva. Sigue leyendo

Publicado en Sonetos lingüísticos | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Para Pérez-Reverte, solo el académico

Soneto lingüístico número 9

001La tilde vil que en solo alguno escribe

responde a un derogado mandamiento

que debes desterrar, y no te miento,

por más que queda aún quien lo prescribe. Sigue leyendo

Publicado en Sonetos lingüísticos | Etiquetado , , , , , , , | 1 comentario

Pepe Sousa

Soneto lingüístico número 8

SousaAndaba yo escribiendo mis sonetos,

feliz, sin mencionar fuerte y audible

a Pepe Sousa, un hombre imprescindible;

fue solo un gran despiste, lo prometo. Sigue leyendo

Publicado en Sonetos lingüísticos | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

El canario y las ibéricas jaurías

Soneto lingüístico número 7

Tuvimos los canariGuaguaos hace años

complejo de hablar mal, sin elegancia,

llorábamos estar a cruel distancia

del verbo de Castilla, ¡vaya engaño! Sigue leyendo

Publicado en Sonetos lingüísticos | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Todas las palabras existen

Soneto lingüístico número 6

FontAlberto Gómez Font lo dijo en prosa*

y aquí yo lo repito, pero en verso:

tratar de hallar en todo el universo

palabra que no exista es vana cosa. Sigue leyendo

Publicado en Sonetos lingüísticos | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

¡Abre y cierra!

Soneto lingüístico número 5

Posee el espExclamaciónañol dos signos dobles

que exclaman e interrogan al leyente;

son siempre pares, evidentemente,

y dan a la escritura un porte noble. Sigue leyendo

Publicado en Sonetos lingüísticos | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

María Moliner

Soneto lingüístico número 4

Al lado de Molinermi mesa de trabajo

descansa un dinosaurio inteligente,

una obra en dos volúmenes, ingente,

que leo compulsivo y a destajo. Sigue leyendo

Publicado en Sonetos lingüísticos | Etiquetado , , , | Deja un comentario

El punto más polémico

Soneto lingüístico número 3

Punto«El punto lo pondré donde proceda

–sentencia un escritor con fundamento–:

si es libre la oración, irá por dentro;

si forma parte de otra, va por fuera». Sigue leyendo

Publicado en Sonetos lingüísticos | Etiquetado , , , , , , | 1 comentario

El rey minúsculo

Soneto lingüístico número 2

Fernando VIIDecía Moliner, la sabia maña,

que el uso de mayúscula inicial

es un caos feroz, descomunal,

de México hasta Chile, y en España. Sigue leyendo

Publicado en Sonetos lingüísticos | Etiquetado , , , , , , , | 2 comentarios